¿QUIÉN SOY?

SI BIEN HAY UNA SOLA PERSONA CONSTANTE, YO, NOSTROS INVOLUCRA A TODA AQUELLA GENTE, CON LA QUE TUVE EL PLACER DE COMPARTIR EXPERIENCIAS Y ENCUENTROS GASTRONOMICOS, QUE FUERON Y SON LAS QUE LE DAN VIDA, FUENTE Y MOTIVACIÓN A ESTE BLOG. AMIGOS, FAMILIA, CONOCIDOS Y DESCONOCIDOS.

Soy Varbarita. No es el nombre con el que mi madre de me anotó cuando nací pero es mi nombre al fin. No soy ni del corazón ni de la cáscara de Buenos Aires.

A comparación de otros, mi pasión por la gastronomía no nació conmigo sino que se hizo. Si bien me crie con y en casa de mi abuela y, como toda casa de familia, tenía exquisitas y legendarias recetas de antaño, su comida favorita eran los huevos fritos con papas fritas. Imagínense ustedes!

Ella tenía una mano única para cocinar aunque tener madera para hacerlo no quiere decir que te guste necesariamente. De mi madre solo recuerdo sus huevos revueltos de desayuno que nos hacía a mi ya mi hermana antes de ir al colegio, sin desestimarlos más bien todo lo contrario, eran la mejor gasolina de mis mañanas. Deliciosos.

Buscando en mi memoria no recuerdo realmente cuando esta pasión por el arte culinaria comenzó a florar, pero al día de hoy he desarrollado una apreciación por la misma que se siente no solo en el paladar sino que también en el corazón. Por eso lo defino como una cultura emocionalmente comestible.

No soy una chef profesional, no trabajo en la cocina (o al menos no actualmente) y mucho menos dirijo un restaurante. Pero aún así, me defino como una experta amante de la comida.

Desde la street food más visualmente cochina pasando por todo tipo de bodegones clásicos, bares escondidos, y no tan escondidos, pero que tienen algo para hacer saber, hasta restaurantes bien conocidos por el ambiente gastronómico. El popurrí es interminable. Tanto así como mi curiosidad.

Aquí van mis opiniones, veredictos y/o pareceres de una simple mortal y fanática de todo lo que se pueda saborear en boca, nariz y ojos. ÉNTRALE!

– VIVIR PARA COMER, COMER PARA VIVIR

ACLARACIÓN: Vale la pena reiterar que estas notas/posteos no son de unx «profesional», por lo que la ignorancia respaldada por el afán de aprender pueden hallarse presentes en alguno de mis escritos.